viernes, 8 de julio de 2011

Despedidas


Se cierran etapas y se abren otras. Tres años seguidos siendo una cuenta-cuentos manchega da para conocer nuevos paisajes, comidas, gentes, historias humanas... Menos para saber cómo hay que despedirse de todo eso, esperando que lo qu evenga sea igual o mejor.

Tuve que escribir mi despedida. Y como siempre digo en situaciones parecidas... No sé hacerlo. Siempre se me da mal. Esto es lo que escribí el mismo día que me di cuenta que no volvería a coger el micrófono de Castilla La Mancha en Vivo.

Hoy tengo la dura tarea de pensar en las despedidas... Soy obstinada, hasta ahora no he querido llorar.. Pero no puedo evitar saber que echaré de menos muchas cosas. Hoy he hecho la lista con mi compañero Juán. Echaremos de menos la gente que hemos conocido día a día, más de 1000, que siempre nos han brindado las puertas... Las comidas caseras.. Castilla La Mancha tiene una gastronomía infinita y copiosa, para constituciones como la mía, todo un hallazgo! Los temas que he hecho.. ¿Sabeis que Castilla La Mancha tiene mucho por descubrir? Las historias que he podido contar cada día, a pesar de ser una vasca en tierra ajena, me han enseñado a querer esta tierra y hacerla mía. ¡En cuantos pueblos, asociaciones, colectivos, hermandades, familias.. Me han brindado su hospitalidad y nunca sabré devolverlo como se merecen!!.. Todos ellos me han adoptado a su manera, y yo me he dejado querer porque me han dado el amor de una familia, pq me han dejado entrar en sus vidas para contarlo cada tarde.


Echaré de menos las horas en coche, que me ayudaban a dormir, a pensar, a soñar, a crear ideas locas para reportajes.. Pero a saborear también los mil y un paisajes de esta tierra manchega. Los compañeros.. He aprendido mucho de todos y cada uno de ellos. Me han puesto el trabajo fácil, y me han hecho crecer como profesional.. Me vienen muchos nombres a la mente, pero aún sin nombrarlos, cada uno de ellos saben quienes son, pq siempre he intentado hacerselo saber cada vez que me han quitado un cable para que no me tropezara en medio del directo o me han ayudado a hacer un cebo más ingenioso que mi propia idea. Yo he puesto la cara muchas veces.. Pero ellos han puesto su profesionalidad detrás de la cámara o detrás del pinganillo..


Pero yo creo en el destino, por eso no me permito llorar. En los últimos diez años de mi vida me ha tocado cerrar más de una etapa, y he comprobado que siempre ha ido a mejor. Que el destino me pone piedras en el camino para que las aparte y siga caminando, y que en ese gesto, haya aprendido algo. Todas esas señales.. me han llevado a algún sitio. ¿Recordamos las que me han llevado al En Vivo?


Una rueda de prensa. Malagón. Cansancio, solo CMT y yo. (Entonces estaba en Imás TV). A la vuelta, Juanra, de informativos Puertollano se ofrece a llevarme a casa. Acepto. Compartimos confidencias en ese camino, "como estás Rhode, cómo lo llevas".. "Pues pensando que me hace falta cambiar de etapa, quiero hacer otras cosas".. "Pues niña, buscan gente para el En Vivo, porque no te presentas?" Y dias después me encuentro en un casting con cuatro chicas más y todas buscando lo mismo: estar dentro.


Las miraba a todas y pensaba.. ¿Qué hago yo aquí?. Analizaba una a una y pensaba que tenían más posibilidades que yo, no sé porqué. Se conocían entre ellos, entre la gente de la productora.. ¿Dónde iba a parar una chica, de fuera, sin familia ni conocidos, con apenas un año de experiencia en informativos? Creo que esta inseguridad me llevo a hacer uno de los castings más atrevidos que he hecho. Hay veces que solo tienes una oportunidad para demostar que quieres realmente estar dentro, y fui consciente de ello desde el primer minuto. Me mojé no solo en el sentido literal, sino en el sentido real de la palabra. Me metí en la fuente de la plaza mayor y me dio tiempo a chapotear, a sonreir y a quedarme en blanco pero a esbozar la mejor de mis sonrisas. Es el consejo que me dio el cámara, (que más tarde sería mi compañero, Fernando) "Cuando te quedes en blanco, sonríe, el público apenas se dara cuenta". Me quede sin pensar pq de repente pensé que no sé si era demasiado arriesgado.. Con el tiempo he comprobado que los riesgos en el programa siempre me han dado satisfacciones.


Allí comenzó mi aventura envivera. La jefa me confesaría, tiempo después, que si no hubiera sido por eso, realmente estaría fuera. "Tu nombre era demasiado exótico para los castellanomanchegos". No sé si es consciente que si no hubiera sido por aquella elección, yo no estaría en el periodismo hoy en día. Señales, destino, vida. Llamarlo como querais. Decisiones que influyen para siempre. Y decisiones que me ayudaron a amar un medio que antes solo quería como espectadora (quise ser periodista para escribir).. Decisiones que hoy en día hacen que quiera seguir luchando para estar en esto.


He comenzado diciendo que es dificil pensar en despedidas.. Y tanto. Todavía no lo he hecho, quizá lo haga mañana.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada